Con Lufthansa volar con niños es más fácil que nunca.

Lufthansa establece las nuevas áreas de facturación ‘Family Check-In’ en los aeropuertos de Frankfurt y Múnich, para facilitar el proceso a las familias que viajen con niños.

Lufthansa pone a disposición del pasajero todas las facilidades posibles para permitir que la experiencia de volar este verano sea lo más agradable y cómoda posible a la hora de viajar acompañado de los más pequeños. Para ello, la aerolínea germana ha querido hacer del Check-In un proceso sencillo para las familias con niños, a través de nuevos mostradores en los aeropuertos de Frankfurt y Múnich.

Las nuevas áreas ‘Family Check-In’ para pasajeros que vuelan con niños de hasta 12 años de edad están visiblemente diseñadas y los más pequeños las reconocen rápidamente,  ya que un gran arco de acceso con Lu y Cosmo, las dos mascotas de Lufthansa, invita a los niños a participar activamente en el Check-in. A lo largo de una alfombra que imita una pista de despegue, las familias acuden al mostrador en el que los empleados de Lufthansa se hacen cargo rápidamente de su equipaje y les entregan sus tarjetas de embarque. Asimismo, en los mostradores se pueden encontrar guías informativas sobre distintas áreas de interés del aeropuerto: espacios de juegos infantiles, mesas para cambiar pañales, restaurantes con menús para niños, farmacias, supermercados, así como cupones con ventajas para disfrutar en el aeropuerto.

JetFriends – servicios hechos a medida con Lu y Cosmo
¿Cómo pueden sostenerse los aviones en el aire? La respuesta a ésta y otras preguntas pueden encontrarse en ‘JetFriends’, el club de Lufthansa para niños y jóvenes apasionados por el mundo de los vuelos y los viajes. La página ‘Jetfriends’ es el lugar de encuentro para miembros del club. Aquí se les facilita a niños y adolescentes un acceso entre bastidores al mundo de la aviación. De este modo, pueden descubrir la fascinación que produce volar.

Lufthansa ofrece en su Business Lounge de Frankfurt la primera zona infantil de JetFriends. En ella, los jóvenes pasajeros disfrutan de un rincón de juegos y gateo, mesas para dibujar, consolas de juegos etc. Un cine infantil y cómodos pufs garantizan la diversión antes del vuelo.

El acceso al lounge está reservado a pasajeros de First y Business Class, HON Circle Members, clientes Senator, clientes Frequent Traveller y titulares de la tarjeta Star Gold.

Entretenimiento a bordo

Lu, la pequeña grulla mascota de Lufthansa, y Cosmo, su mejor amigo, amenizan a los niños el viaje. El programa infantil ofrece juegos y diversión para los más pequeños. Un cuaderno para colorear, lápices de colores, puzles y juegos de cartas con motivos de Lu y Cosmo para jugar y coleccionar, convierten los vuelos de Lufthansa en una experiencia inolvidable. El programa de entretenimiento a bordo durante los vuelos de largo recorrido incluye emocionantes películas y documentales, así como una variada gama de programas de música, cuentos y obras de teatro para garantizar que los más pequeños de la casa no se aburran.